24 mayo 2005

F de Documental

Hace poco me comentó un amigo que había oído una teoría sobre la llegada del hombre a la luna. Resulta que Kubrick pidió a la NASA que le cediera la tecnología necesaria para la fabricación de una cámara capaz de llevar a cabo los planos que él tenía en su cabeza para algunas de las escenas de 2001: una odisea del espacio. La NASA, conocedora de la popularidad del director, aceptó. Pero a cambio, él se comprometía a realizar una labor para ellos que le sería desvelada mas adelante.

El caso es que el tiempo pasó, la película se estrenó, y la NASA requirió los favores de Stanley. La propuesta era sorprendente: la carrera espacial que enfrentaba a EEUU con la URSS no iba por buen camino para los primeros, y habian decidido rodar la llegada del hombre a la luna en un estudio, por si ésta al final no se producía. El director no tuvo mas que aceptar la propuesta, y al final, lo que todos vimos por la tele no era mas que el resultado de aquella grabación: un mediometraje en el que el hombre pisaba por primera vez un suelo que no era el de la tierra.

Ante esta teoría, no pude mas que reírme en la cara de mi amigo, pues yo soy muy incrédulo para este tipo de cosas. La cosa quedó ahí, pero al poco tiempo, en clase de Documental, asistí a la proyección por sorpresa de dicho documental, donde se desarrollaba esa teoría. Al terminar, sin decirnos absolutamente nada, el profesor nos preguntó si nos lo habíamos creído. Yo, que antes me había reído de este amigo mio, me desdije para afirmar que sí, que me había creído la historia absolutamente.

Aunque al principio pueda parecer una idea descabellada, la aparición de la esposa de Kubrick explicando el acuerdo, de parte del ejército americano contando como fueron las reuniones con Kubrick (Donald Rumsfeld incluído) o la explicación de los ingenieros de todas aquellas teorías que hemos oído alguna vez (el viento en la luna, la proyección de las sombras humanas si no hay fuente de luz o la perfección de las huellas humanas en terreno lunar), hacen que le des una gran credibilidad al adunto.

Al final, y tras muchas discusiones sobre la capacidad del hombre de creer algo en lo que desea creer (a mucha gente le gustaría que se demostrase que el hombre no llegó a la luna y que todo fue una estrategia del gobierno americano para asestar un golpe a la URSS en plena guerra fría), se nos descubrió la verdad: se trataba de un falso documental.

Un falso documental es un documental que, aprovechando las características que se le atribuyen a las obras de este género (autenticidad y veracidad) y usando las formas de éste (entrevistas a los implicados, imágenes de archivo y una teoría que desarrollar), lleva al espectador a asumir como cierto algo que no lo es.

Evidentemente, para que una teoría descabellada sea creíble, tiene que estar basada en alguna/s idea/s creíbles (en este caso la rumorología de la falsa llegada del hombre a la luna). Con esto conseguimos que el espectador "pique", y, una vez que ya le tenemos, lo podemos llevar a donde queramos justificando teorías falsas.

Éste no es mas que un ejemplo de muchas obras que han utilizado esta forma de contar historias. Algunos ejemplos: Zelig de Woody Allen (donde se nos cuenta la historia de un hombre-camaleón, con la capacidad de adaptar la personalidad de la persona que tiene delante), F de Fraude de Orson Welles (en el que se nos cuenta la historia de tres falsificadores #contándose a él mismo, por hacer este falso documental# que no existen) o La verdadera historia del cine de Peter Jackson (la historia de Costa Botes, verdadero descubridor del cinematógrafo). En este último caso, el gobierno Neozelandés se planteó construir un busto en homenaje al personaje, antes de descubrir que era un invento de su director.

Aunque si nos remontamos mas atrás, esto no es tan diferente a lo que realizó Orson Welles cuando atemorizó a todo un país con su lectura radiofónica de "La guerra de los mundos". Y por supuesto, al final del documental sobre Kubrick, una leyenda indicaba que se trataba de un falso documental, pero por el mundo habrá miles de personas (los que nuncan leen los créditos finales) que creerán que Kubrick dirigió un número superior de películas al que oficialmente cuentan...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, la verdad es que esta historia de Kubrick me suena mucho. La he oído cientos de veces y nunca he terminado de ponerla en pié. De modo que gracias por aclarar toda la parafernalia que hay detrás de todo este montaje, documental y todo lo que sea eso...
Claro, es que te lo cuentan todo tan de verdad que uno piensa, yo no quiero ser el tonto que se trague todo a tontas y a locas...por eso a veces, te pasas de listo.
De todos modos, yo sigo en mis trece. Me creo a piés juntillas que el hombre no llegó a la luna. Para muestra un botón, ¿nunca os habéis preguntado por qué todos los que participaron en ese pseudo-documental hoy están muertos?... Pues sí, os lo digo yo, que de esto sé un rato. Todos cayeron como chinches, poco a poco, sin dejar ni rastro, ¿dónde está la mano negra? ... el poder está en tu mente. Desde luego yo creo que todo esto es verdad y, además, la historia del falso documental es para que nos creamos que todo está bajo control, pero no lo está...

el funcionario asesino dijo...

Pues vaya mareo ¿ahora a quien me creo?
¿Al utilizador sin nombre o a Hexa?

Bueno yo voy a hacer como que me lo creo , por que eso de dudar de todo , era de Descartes,creo recordar . Y eso es ..un sinvivir.

Em cuanto a lo de Kubrick ,me ha encantao la historia, no la conocía (para variar).
Ésa época de la guerra fría fue muy productiva, para pelis ,series, heroes de ficción ,publicidad ,moda (por que vaya modelones que se veían en los dos bandos) etc etc.

Vaya paranoias...desde luego qué prefiero ésas a las actuales dominadas por el terrorismo.Aunque ya ves , que elegir entre Nixon , Kruscheff ,,, Bin Laden O Bush o Arantxa (La hija de Putin) se me hace harto dificil.

Telefono Rojo ¿Volamos hacia Moscú?

Luis dijo...

Sabes como se titula el documental del que hablas?
Me refiero al de Kubrick. Me gustaría verlo.
De los que has mencionado he visto "Zelig" y he oido hablar mucho del de Peter Jackson.

Es un género muy interesante y con muchas posibilidades. Además, en inglés tiene un nombre guay: mockumentary.

Mambotaxi dijo...

Gracias Luis, ayer estuve rebuscando el nombre, porque sabía que era algo así, pero al final no lo encontré. Y a pesar de lo que todos creemos, no es un género en si mismo. El único género considerado es el Docuemntal, ninguna de las variantes de éste.

El documental del que hablo se titula "The dark side of the moon", y yo lo vi grabado de Documanía. Creo que era una producción francesa. Intenté conseguirlo a través del p2p pero, a pesar de existir numerosos archivos con el mismo nombre, algunos son películas. Aunque ahora creo recordar que sí, que me bajé uno que si que era, pero en Inglés sin subtítulos. Aunque supongo que eso para tí no será un problema....

Jeremy Fox dijo...

Yo vi el documental y es una auténtica gozada. Por cierto, decirle al usuario anónimo que es falso que todos los que participaron estén muertos (Rumsfeld, Christiane Kubrick o Henry Kissinger por poner ejemplos están vivos).

El título original del documental es Opération lune y está dirigido por William Karel. El link de la imdb es éste.