12 abril 2005

Reinas por un dia

Acabo de volver de ver la última película de Manuel Gómez Pereira, titulada "Reinas". La historia: un grupo de homosexuales van a celebrar la primera ceremonia de matrimonio homosexual en España. La llegada de la madre de uno de los protagonistas provocará una serie de enredos que afectarán al resto de personajes.

Siempre he creído que Manuel Gomez Pereira fue uno de los artífices de aquel leve resurgimiento del cine español, y sobre todo de que las televisiones se empezaran a fijar en las películas españolas como productos: sus películas funcionaban bien (muy bien, comparadas con el resto) y por tanto suponían un caramelo muy dulce para los televidentes, con el consecuente incremento de audiencia para la cadena. Sin ser obras maestras, conseguían su propósito. Creo además que tuvo una progresión ascendente, desde "Salsa Rosa" a "El amor perjudica seriamente la salud" se ve una clara evolución. De hecho, esta última, en su tiempo me gustó muchísimo (claro, eso fue antes de que ver a Juanjo Puigcorbe me provocara sarpullidos como me pasa ahora), sobre todo su recreación de la época y el diseño de vestuario, además de que me pareció una película muy divertida.

Pero comenzó su declive: dos fracasos continuados para el "rey de la taquilla española" (como dicen en los informativos de A3): "Desafinado" y "Cosas que hacen que la vida valga la pena". No he visto ninguna de las dos, pero la crítica les dio la espalda (más a la primera que a la segunda, que consiguió dos nominaciones a la pareja protagonista en los últimos Goya). Había decidido darle una última oportunidad, pero este "Reinas" me ha decepcionado sobremanera.

La película, planteada en un juego imposible de mezcla de historias paralelas y flashbacks (con multitud de mensajes del tipo "4 horas antes" que apabullan al espectador y lo desconciertan; incluso me he dado cuenta que algunos de ellos están equivocados), pretende que el ritmo nunca decaiga, algo que consigue pero sólo por el hecho de que no hay ritmo.

Se notaba que quería resarcirse de fracasos anteriores, pues el elenco elegido era espectacular: creo que nadie había juntado a Marisa Paredes, Carmen Maura, Verónica Forqué y Mercedes Sampietro en la pantalla; todas hacen lo que pueden por salvar lo insalvable. De todas, las únicas que me ha parecido correctas han sido la Maura, que hace su interpretación típica, y Mercedes Sampietro, correcta sin más. Marisa Paredes y Verónica Forqué estan sobreactuadas de sí mismas, que ya es decir. Todas acompañadas por un elenco masculino formado por Hugo Silva, Gustavo Salmerón, Unax Ugalde y Paco León, por citar los que me acuerdo. Ninguno está salvable (bueno Gustavo y Unax, pero no por su actuación sino por su físico).

Creo que el problema no está en los actores, sino en que el guión es pésimo. Parece hecho a toda prisa (ay Oristrell... no habrá sido "Sin Vergüenza" una casualidad???), utiliza recursos clásicos de comedia slapstick (golpes, caidas...) que pretenden provocar risas en el espectador, y lo harían quizás si no fuera porque esta es de esas películas en las que cada caída, beso, movimiento brusco de brazo, de entrecejo o de cabeza viene acompañado por el subrayado musical que no hace más que hundir la acción que se está realizando. Además, existen notables incoherencias en el guión (o directamente fallos). Parece que le han cortado un trozo, pues toda la película se acelera al final sin sentido alguno. Y lo que es peor: los guionistas usan al perro de una de las historias para ir engarzando cada una de ellas (en un ejercicio al más puro estilo Tarantino en "Pulp Fiction" (sic)), provocando encuentros casuales aun más rebuscados que los de Medem en "Lucía y el sexo"

He sentido vergüenza ajena en algunas escenas (la despedida de soltero con el baile gay, algunas conversaciones tipo: "te gusta el cuadro?, lo he pintado yo"; "si, pero yo de esto no entiendo"; "no hay que entender, solo dejarse llevar", o el hecho de que los padres masculinos de las "Reinas" apenas aparezcan en la historia o lo que más, la frase de la Maura "Aunque sean gays siempre van a necesitar a una mujer detrás de ellos). Tópicos y más tópicos para una película que presume de lo contrario.

Resumiendo, que me está quedando un poco largo: lo mejor, la interpretación de Luis Homar (el amante de García Bernal en "La mala educación" y la apariencia física de Gustavo Salmerón y Unax Ugalde). Lo peor: todo lo demás (incluído Perugorría, que también está en este engendro), y muy especialmente, el uso del perro como recurso narrativo, la interpretación de Gustavo Salmerón y la música, ay dios esa música...

Lo siento Pereira, pero no te doy más oportunidades.

5 comentarios:

eurocero dijo...

A mí el tipo de comedia de Gómez Pereira nunca me ha interesado especialmente. "Todos los hombres sois iguales" me divirtió en su día, pero este tipo de películas basados en los tópicos de toda la vida (lucha de sexos en este caso) no es precisamente lo que más me interesa ver en una sala de cine. Por lo que cuentas, esto va de más tópicos, en este caso sobre el "mundo gay", y de aprovechar el tirón que últimamente tiene lo rosa que no es corazón (que también vende mucho).

Independientemente de lo buena o mala que pueda ser la película, la crítica me ha encantado.

Mambotaxi dijo...

Te vas a librar porque no creo que se estrene en Londres... aunque todo es posible después del estreno americano de "El otro lado de la cama". Imagino la cara de los yankis despues de ver al Alterio cantar de esa manera...

el funcionario asesino dijo...

Pereira no me interesa nada, huele hasta a rancio y efectivamente la última que ví fue esa de Todos los hombres.. y bueno algo te ríes pero..como que no.
Igual no puedo opinar por que no he visto el resto, pero vamos creo que seguirá sin gustarme.

eurocero dijo...

No me hables de "El otro lado de la cama", que esa sí que se estrenó en Londres. Pero prefiero no hablar de esa peli que me pongo de mal genio.

Mambotaxi dijo...

Pues la segunda parte ya esta en marcha, y solo repetirán Ernesto Alterio, Guillermo Toledo y María Esteve. ¡Estas de suerte!