26 abril 2005

Puñaladas

Al final, como era de esperar, la práctica que hicimos el lunes y que yo no pude ver terminada salió como tenía que salir: mal. Pero no mal artísticamente hablando, sino mal en el sentido que algun que otro director se lo tomó demasiado en serio para mi gusto y ha empezado a tirotear a mis compañeros de la parte técnica (entre los que humildemente me incluyo) sin venir a cuento.

Ya dije que los directores de mi escuela, por lo general, se lo tienen bastante creído. Y no lo digo en el sentido despectivo del término, sino que, en vez de aprender la humildad de algunos profesores/directores, se dedican a fijarse en la parte endiosada del asunto. Y después, a la hora de ponerse manos a la obra, resulta que están tan faltos de conocimiento como nosotros en la parte técnica.

En un rodaje, básicamente, el director es el encargado de, a partir de un guión que puede o no ser obra suya, crear un guión técnico con los planos de cámara que quiere para cada secuencia. Ésta información es discutida con el director de fotografía y el productor, que indicará la viabilidad o no de dicho plan técnico. Una vez aprobado, se encarga de transmitir al ayudante de dirección toda sus ideas sobre los planos y la película en general, y al director de fotografía sobre la luz que prefiere. En ese momento, el director desaparece y comienza su labor como director de actores, y ya es el ayudante de dirección el "nuevo director" en el set de rodaje. Ante una plano determinado (que el director ha dibujado en el guión técnico), el operador de cámara junto con su auxiliar "compone" el plano en cámara con la ayuda de dobles de cuerpo de los actores. El director de fotografía coloca las luces buscando el tipo de iluinación acordada. Una vez todo listo, el ayudante de dirección dará su aprobación o no a la escena en función de su concordancia con lo que le ha transmitido el director. En caso de que esté conforme, se convoca a los actores y al director para que de su aprobación al plano y a la ilumniación. Y después, a sentarse, mirar por el combo (monitor) y gritar las órdenes.

No digo que los directores no hagan nada: son los máximos responsables dentro del set y tienen perfectamente grabada en su cabeza cada toma. Pero creo que, la impresión general que tiene la gente de un director es de que es el encargado de hacerlo casi todo, cuando eso no es así. El cine es uno de los trabajos mas jerarquizados que conozco. Esta jerarquización se impuso en el sistema de estudios americano, alla por los años 20, cuando éstos decidieron aplicar las ideas que Henry Ford estaba probando en la fabricación en cadena de automóviles a la producción cinematográfica. El problema que surge con esta parcelización es que la información debe de fluir de una manera muy rápida y efectiva. Y a veces, esto no ocurre: la falta de comunicación o el no saber transmitir esas ideas al segundo de dirección hacen que, una vez montada la secuencia tal y como se había establecido, llegue el director y diga que se cambia todo (luces, plano, ...).

Eso, en la vida real, provocaría el abandono del director de fotografía ipsofacto. Pero como estamos en una escuela, pues se cambia y listo. O eso creíamos, porque después yo y mis compañeros técnicos hemos tenido que soportar comentarios acerca de nuestra capacidad de hacer las cosas de una manera correcta. Yo tengo muy claro que estoy aprendiendo, y que los cortos que haremos dentro de un mes y medio no van a ser obras maestras, sino ejercicios de clase sin mas pretensiones que la de aprender. Muy al contrario que (algunos) directores, que creen que esta es la gran oportunidad de su vida, quizás conscientes de que éste es el último tren al que se pueden agarrar...

Y creo que le voy a cambiar el nombre al blog y lo llamaré Gran via o algo así, porque no paro de hablar de cine últimamente.

3 comentarios:

eurocero dijo...

Bueno, el nombre del blog ya es muy cinematográfico ahora. A mí estas entradas últimas me parecen sumamente didácticas e interesantes.

el funcionario asesino dijo...

Ni se te ocurra cambiar la linea del Blog, que antes me encantaba ,pero ahora también.Si quieres alternas entradas cinéfilas con otras ,pero vamos yo también ando encantado con las cosas del cine.Mola un montón.

Oye lo de las jerarquias enel cine, lo de las cadenas de montaje Henry Ford etc etc me ha gustao mucho, joer que líos, luego uno ve la peli y claro si es profano no se queda con la cantidad de currro que hay, aunque sólo hay que ver los títulos de crédito para comprobar la cantidad de gente que pasa por un filme.
En el caso de los ayudantes de cine, joer entonces esos se lo curran tb bastante, no? entonces a Pedro Lazaga le tengo que dar las gracias por muchas mas cosas de lo que creía.
Y bueno para directores capullos y tikismikis Stanley Kubrick , menudo tío. Pero como molaban sus peliculas, pocas he visto que no me gustasen y si no me han gustado será por que no las entiendo.
O no era el momento de verlas, eso me pasa tb con los libros y la música.

Jo! de cuanto arte se habla (y se aprende) en éste Blog,

es buenísimo Hexa!

salu2

Mambotaxi dijo...

Funci, me encanta eso de "y si no me han gustado es por que no las entiendo". A mi con "Eyes wide shut" fue exactamente lo que me pasó, no le cogí mucho el punto pero visualmente me encantó. Es de esas películas que se sienten mas que se ven.

Y en cuanto a lo de los ayudantes de dirección, de veras que es impresionante. Si te fijas en Torrente y Torrente 2 (por ponerte un ejemplo muy exagerado), el ayudante de direccion de la segunda paret fue Juanma Bajo Ulloa. Eso explica que la calidad técnica de la segunda sea superior a la primera (porque no confío demasiado en el hacer técnico del señor Segura, la verdad)