11 octubre 2005

Crossroads

La Escuela Andaluza de Cinematografía (donde estudio) se convulsiona. El profesor estrella de la especialidad de Foto abandona la misma por cuestiones económicas (a lo Loles León) y de odio acérrimo al personal administrativo. Los alumnos (entre ellos yo) ponen el grito en el cielo ante tremendo imprevisto. Él, que es una persona tremendamente instruída en su especialidad (pero demasiado anquilosado en la enseñanza) nos había prometido para este año cuatro temas que nos iban a dar el empujón definitivo como aprendices de director de fotografía: Emulsiones, Óptica avanzada, Laboratorio y Sensitometría. Ahora, todos esos planes están en el aire, pendientes de una subida económica que no se va a producir, pues las diferencias personales entre él y el director de la escuela son insalvables. Lo peor es que con todo esto, lo que está buscando es el enfrentamiento entre alumnos y dirección, pues sabe que es imprescindible en la misma, y que muchos nos plantearemos dejar la escuela si el no continúa.

Y ahí estoy yo, que he perdido casi la ilusión y la esperanza de ganarme la vida con esto. Del año pasado a este mis intenciones y proyectos vitales han dado un giro de 180º, y de repente la informática se ha convertido en una opción a considerar para el resto de mi vida. Quizás no había encontrado ni las empresas ni las labores adecuadas dentro de ellas, cosa que sí he conseguido ahora. Y mi apretado horario laboral hace que, lo que antes era mi prioridad (la escuela), se convierta en algo secundario y un poco pesado...

Y ahora, encima, esto. Nos dicen que encontrarán un sustituto de similares características (no me lo creo: mas que nada porque no creo que nadie con una alta formación se ponga a dar clases en una escuela por poco dinero y sin contrato). Nos dicen que no nos preocupemos, que todo seguirá adelante. Pero yo no me creo nada: en estos momentos me estoy planteando dejar la escuela nates de abonar todo el año.

No se si soy demasiado caprichoso, pero creo que mi momento ya pasó; mi edad no me permite estar en algo que no me asegure un sueldo, aunque sea temporal. Es demasiada la incertidumbre que me rodeará si tomo este camino. Y, a diferencia de todo esto, mis otros trabajos me permiten YA disfrutar de cierta estabilidad.

No se al final que decidiré, ni si me arrepentiré o no de la decisión que tome. Pero lo que tengo claro es que no me arrepiento de la que tomé hace dos años: dejar un trabajo que no me gustaba en absoluto e iniciar una nueva aventura que me ha llevado a donde estoy, con todo lo bueno y todo lo malo que conlleva.
--

3 comentarios:

el funcionario asesino dijo...

Haz lo que te pida el cuerpo, si hace 2 años tomaste una decision importante y te ha ido bien , ahora si tienes que tomar otra elije los mismos parámetros y seguro que acertarás.
El tema de la edad, no sé hasta que punto debe de ser determinante para tomar una decision, creo que mas que la edad es la predisposicion que uno tenga ante las cosas.Si bien corren tiempos en los cuales acercarse a los 30 ( o superarlos,como servidor) ya te exige mirar muy bien las cosas, creo que al final tampoco es tan alarmante el tema de la edad. Al final todo depende un poco de la suerte, de la estrella, del saber estar de la predisposicion y de la preparacion que poseas o te rodee.
Como a toda la gente que me cae bien, te deseo lo mejor.
No creo que haga falta encenderte velas,rezarte rosarios ni poner una Biblia con Tijeras y hacer una Verónica para atisbar que en el futuro te irá estupendamente. Seguro que sí,ya lo verás.
Como el título del tema de Fangoria, ya vas ... Hacia La Luz.
Un salu2 y ale a seguir bien, pero no dejes de hablarnos de cine, eso lo llevas en la sangre (y muy bien llevado , por cierto).

Luis dijo...

Ni te atrevas a abandonar un sueño pues te perseguirá en forma de pesadilla por el resto de tus días.
Ánimo! Si necesitas cambiarte de escuela hazlo pero no te des por vencido.
Yo empiezo mañana. Que nervios!

eurocero dijo...

Vaya si es complicado decidir lo que es mejor o más conveniente en cada momento. Yo ya sabes que estoy más o menos en la misma tesitura.

Decisions, decisions...

En cualquier caso, mucha suerte.