26 enero 2007

Kiev cuando nieva

Si hay algo que echo de menos que me haya pasado en mi vida no es ni plantar un árbol, ni escribir un libro ni tener un hijo: es haber visto la nieve. Bueno, hace un año estando a punto de entrar en la Alhambra, asistí atónito a la caída de unos pocos copos de nieve sobre mi cabeza. Evidentemente en ese momento me olvidé de la visita, cerré el paraguas y me dispuse a recibirlos todos sobre mi cabeza (me faltó el Riégueme!)


Es increíble que toda España esté nevada, hasta la ciudad más inesperada (Almería?) y aquí no hayamos sufrido ni una triste helada. Este falso río que atraviesa la ciudad y la divide (más allá de lo geográfico) junto a la poca altura y su situación al sur hacen que una nevada aquí sea casi imposible. Digo casi porque a veces hablan de nevadas a principios de siglo. Y digo que yo que si el cambio climático está provocando barbaridades un día sí y otro día también, podía dejarse caer y regalarnos una nevada de las buenas, de esas que llamas a tu trabajo para saber si ha ido alguien y estás pendiente de la radio por si dicen eso de "la ciudad está en alerta roja" y te libras de ir.

Supongo que eso y el no haberme escayolado nunca un nada (con todo lo frívolo que pueda llegar a sonar) eran mis mayores deseos en la infancia. El segundo ya se me ha pasado, pero el primero espero poder cumplirlo pronto, y ver como esa nieve que yo me imagino en la cabeza no es ni tan esponjosa ni tan manejable como me imagino.

>>Foto: Campo de Criptana. Más aquí

6 comentarios:

elbuenaviador dijo...

Pues sí. Yo he presenciado nevadas, pero muy tímidas. Salvo una en la que tenía 6 años y aún la recuerdo, pero por el miedo que tenía. Mis padres tan contentos, todos los de mi calle haciendo bolas y un muñeco con todo su esmero...pero ahora que nieva tanto en mi pueblo, al que raras veces regreso, me encantaría estar allí. Sólo pido que mis padres hagan fotos porque aquí, el domingo pasado, parecía primavera.
Y del frío no nos libramos, pero la nieve parece que en esta ciudad es harina de otro costal.
Para verla, querido mambo, creo que vamos a tener que viajar. Como Indiana Jones busca el Arca, tú la nieve.
Saludos desde el aire.

Jacobo dijo...

Cuando pequeño soliamos ir en invierno a Granada a casa de unos amigos de mis padres. Recuerdo una vez jugando a la pelota en la calle mientras "los mayores" tomaban cervezas y disfrutaban de las "tapitas" mi amigo "manolito" y a mi, nos cayó una nevada y por supuesto después un par de coscorrones de nuestros padres por llegar mojados y llenos de barro. Aqui en palma dicen que nieva este fin de semana, cogeré un bus e intentaré cazar, aunque sea fotográficamente algún que otro copito de nieve.

Mambotaxi dijo...

Pues a eso me refiero... todo el mundo tiene un recuerdo blanco en su memoria, y los míos siempre están asociados a la playa y poco más.

Casero dijo...

Me encantan las fotos que has puesto, porque Campo de Criptana es un pueblo que me gusta mucho.

Algún día estarás en medio de una gran nevada y ese día verás que la nieve si es manejable y es genial!!!!!!!jejeje

chuchoflauta dijo...

ayer sali del trabajo para ir a comprar comida y empezó a nevar... y hacía sol!

oktomanota dijo...

no lo sabia que la foto fuera de campo de criptana,
www.oktomanota.com