31 agosto 2005

Sucumbir a la belleza de lo monstruoso

Desconocía la existencia del festival Peor... imposible, que ya va por su séptima edición y que se celebra en Gijón. A diferencia de los festivales de cine "normales", a éste acuden películas que algunos equivocadamente situarán en el género basura, pero que a mi me parecen todo lo contrario. El festival se especializa cada año en un tema diferente; este año toca homenajear a cineastas oscuros y alternativos, insólitos en el cine popular, y por él circularán películas que tendrán en común los decorados en cartón piedra, zombies, monstruos, momias y otros humanoides.

Esto me ha hecho recordar una de las exposiciones que mas me ha gustado en toda mi vida: "Cultura basura: una espeleología del gusto" Puede parecer triste, pero en general las exposiciones me acaban aburriendo a los veinte minutos de estar en ellas. Todo lo contrario a lo que me pasó con esta, que ví enel Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona hace un par de años. Cada sala era un mundo nuevo a descubrir, y me veía a mi mismo abriendo la boca ante ciertas pinturas o riéndome a carcajadas ante la proyección de una película de terror.

Supongo que yo soy especialmente sensible a este tipo de cosas, pues de siempre lo raro, lo zafio, lo oscuro o aquello que se sale un poquito de lo normal me ha atraído sobremanera, aunque no se en realidad porqué, pues luego mi vida es de lo mas normalita.

Recuerdo especialmente la proyección de la película "Carne", cine italiano de "suspense" clasificado S (¿a quién se ocurrió esta letra y porqué para la calificación de las películas pseudo eroóticas?) en el que una voluptuosa chica era violada por casi todos los miembros de un pueblo, ante la mirada impávida de su novio, que no hacía nada por evitarlo. Escenas de sexo en mataderos vacunos o violaciones encima de una via de tren (ejecutadas de forma delirante por parte del realizador y de los intérpretes) hacían del film un espectáculo trash impagable. Todo esto aderezado con dos pantallas laterales en las que se podía ver la reacción del público del festival de Sitges del año anterior, donde había sido proyectada.


A esta proyección había que sumarle la sección musical (con referencias a Raphael, Sor Citroen o la rocambolesca historia de Luixi Toledo, que reclama la autoría del Thriller de Jackson), la de pintura (con las pinturas de Margaret Keane y sus personajes con ojos sin fondo o los realizados por los asesinos en serie mas crueles de la historia, y que no paraban de dibujar payasos o personajes de Disney como el pato donald), la cinematográfica (con un amplísimo homenaje a Ed Wood, quizás lo mas evidente de la muestra), la de cultura popular (con postales impagables de destinos turísticos como Torremolinos, luminosos imposibles de ciudades aun mas imposibles, carteles de circo con referencias al Ligre y a personajes circenses salidos de la película Freaks tratados sin ningún tacto) o la Televisión (quizás lo menos desconocido para mi y lo que me dejó mas frío).



En definitiva, algo absolutamente recomendable que, aunque ya no sea posible visitar, nos permite recordar la figura de uno de los grandes conocedores de este "género" en España que es Jordi Costa.

Enlaces relacionados:
>> Torremolinos Chic
>> Zaragoza deLuxe

2 comentarios:

Red Stovall dijo...

Hey, esto no vale, y esa ronda de preguntas. Hay que cumplir las reglas ;)

Mambotaxi dijo...

Bueno, no seas impaciente hombre.... todo llega!