01 marzo 2005

Tributo a Family: ¿la duda ofende?

Debido a mi tardío acercamiento a la música más o menos independiente y a los años que he tardado en formar mi personalidad musical (que a veces dudo que está formada), siempre han estado mal vistas entre mis amigos indies ciertas opiniones. La última que recuerdo ha sido decir que prefiero mil veces el disco homenaje a Family que el propio disco de Family. ¿Y en qué me baso para decir esto? Pues, principalmente, en que no soporto la manera en que están interpretadas las canciones. Entronco con el espíritu naïf de sus letras, con la sencillez de su música, con su rpoducción, con la simpleza de su diseño, con la elección de sus títulos y con su idea de grupo que se mantiene al margen de todo. Pero es que, con esa voz, no puedo.

No tengo buenas experiencias con otros discos "Tributo a...". Tampoco se muy bien cual es el objetivo de estos discos; los grupos que participan es porque se supone que admiran el trabajo del grupo/solista al que se rinde tributo (excepto Los Acusicas, como ya se leyó en el foro de Vivaelpop), y ante una versión tienen dos opciones: o bien renuevan totalmente el tema y lo hacen a su manera, o simplemente se dedican a cantarlo exactamente igual. Personalmente prefiero siempre la primera opción, pues versionar algo realmente conocido y no darle un lavado de cara lo suficientemente importante es un riesgo casi abocado al fracaso. Todavía no le he echado un oido a "Devoción por las masas", el disco tributo de grupos españoles a los Depeche; sobre este tengo más esperanzas que sobre el que han preparado para Mecano, que seguramente se convertirá en un caramelo envenenado para todos los fans, que tendrán que decir de puertas afuera que les gusta y por dentro boicotearán a todos los artistas que en él aparecen (a mi me pasará).

En este disco homenaje, regalado por Rockdelux, ninguna de las versionas está fuera de lugar ni desmerece en absoluto al original (lo que para mí no es difícil). Desde el recargo más absoluto de La casa azul con "Viaje a los sueños polares" hasta el ruido sucio de Los Planetas con "El mapa", pasando por la fantástica versión de "Carlos baila", hecha por Fangoria, nada sobra ni nada falta en este viaje absolutamente recomendable. No digo que el original no esté bien. Solo digo que le falta lo que el tributo aporta: interpretación. Solución: tener los dos.

2 comentarios:

Misss Calamity dijo...

Mambo Taxi, me chifla tu nick (siempre he querido tener un Peugeot 505 con tapicería de leopardo y un San Cristóbal en el salpicadero. Las raíces negras bajo un tinte rubio canario achicharrao ya las tengo, ja).

A lo que voy: yo conocí a Joy Division gracia a "Warsaw", un homenaje de los grupos (indie) españoles al grupo. El homenaje es cojonudo. No digo que los Joy Division no lo sean. Lo son. Pero el tributo de la música española al grupo no lo desmerece en absoluto. Las versiones de The Eternal y She lost control, por ejemplo, a mi me parecen mejores que la original.

Besitos, C.

Mambotaxi dijo...

¿Y que haces cuando la versión te gusta más que el original? ¿Eres infiel al grupo que tanto has adorado y a partor de ese momento solo oyes la versión?¿O desearías que esa versión la hubiera hecho el propio grupo?Eso sería lo ideal, pero casi nunca ocurre....
No conozco a Joy Division, lo apunto. Aunque no se si pillarme directamente el Tributo a Joy Division...