07 septiembre 2006

Alatriste

Recuerdo como, cuando yo empezaba a aficionarme en esto del cine, devoraba todo aquello que tenía algo que ver con una película que me había gustado mucho. Lo hice con muchas de Almodóvar, con El Crepúsculo de los Dioses de Wilder, pero sobre todo lo hice con Pulp Fiction. Fue verla en el cine (dos veces) y empezar mi consumo masivo de elementos de la película: el guión, la banda sonora, los posters, las entrevistas a Quentin Tarantino y a Roger Avary, la avalancha de críticas que provocó la película... y por supuesto la cinta en VHS, el CD con la película en DivX y el DVD correspondiente cuando éste salió a la calle.

Digo todo esto porque hubo un tiempo, no tan lejano, en que había películas por las que merecía la pena hacer todo esto. De unos años a esta parte, no encuentro nada que me llene como antes me llenaba una simple hora y media de entretenimiento. Tengo que recurrir al cine clásico (no me refiero solo al cine hecho hasta los 60, sino clásicos en el sentido que yo entiendo por clásico: Aterriza como puedas es un muy buen ejemplo de clásico) para poder ver algo que no me suene, algo que me sorprenda, algo que no me haga sentir un poco mas gilipollas. Ayer, viendo Alatriste, me hice otra vez muchísimas preguntas, que justifican un poco toda esta parrafada introductoria: ¿cómo es posible que se pueda decepcionar de esta manera al espectador? ¿como se puede hacer una promoción tan bien hecha (por su nivel de llegada al espectador) para después no cumplir ni la mitad de las expectativas creadas? ¿como se puede escribir un guión taaaaan aburrido teniendo como respaldo cuatro libros y el apoyo casi incondicional del autor de las novelas? ¿dónde está la mano del director en este desaguisado? Porque que yo sepa, Agustín Díaz Yanes era un buen director, o por lo menos hizo una muy buena primera película. Golpe de suerte lo llamarán unos, equipo competente lo llamarán otros, pero no hay duda que no hay nada de lo que hubo.

En esta película todo es grande. La luz, el vestuario, el maquillaje, la ambientación, la música, las localizaciones... Todo, menos lo que tiene que ser grande (y que no se consigue con dinero, como todo lo anterior): el guión. No se si alguien del equipo ha oído alguna vez hablar de los tres actos. O de la progresión dramática. O de los parones en la narrativa. Al parecer no. Y eso hace que durante las mas de dos horas que dura la película, te preguntes constantemente cuándo va a llegar el punto de giro, donde está la premisa de los personajes y porqué las tramas secundarias no interesan en absoluto.

De verdad, no hacía falta meter los cuatro libros en la película. No hubiera estado mal elegir una historia principal para el personjae de Alatriste y un compendio de otras para las tramas secundarias, y haberlas llevado todas a la vez y que éstas confluyeran en algún punto, y así resolverlas de una manera lógica. En vez de eso, el guión condensa (mas bien apretuja) los cuatro libros en partes de la película, de media hora aproximadamente, con una trama paralela (la del amor de Alatriste) que dura toda la película. Esto hace que la emoción brille por su ausencia en todos y cada uno de los momentos: ni las luchas de esgrima, ni las batallas, ni las escenas de amor ni los diálogos tienen la mas mínima emoción. Todo se acaba en, como dije antes, la ambientación, la música, el vestuario, el maquillaje, la iluminación y Javier Cámara.

Un despropósito que duele, por las expectativas que había puesto, y que no hace mas que confirmar que el cine español seguirá dependiendo de Almodóvar y Amenábar durante mas tiempo del deseado...

7 comentarios:

zama dijo...

Mi frase favorita de "Aterriza como puedas" y que recuerdo a menudo (por ejemplo, tras el éxito de la selección de baloncesto).

Cuando Striker consigue aterrizar el avión cuatrimotor en la pista, la peña lo celebra. Y los controladores de la torre empiezan a gritar: "Bien, bravo, lo hemos consguido, ¡y sin movernos del sitio!".

zaperu dijo...

je, je ...
"Aterriza como puedas es un muy buen ejemplo de clásico"

¡me encanta! y en esto sí que coincido contigo.
Lo que me da un poco de pena es lo que cuentas de Alatriste. Tenía buena pinta (o la habían vendido muy bien).
Si es que para hacer una buena peli, como no tengas una buena historia que contar, ya puedes kilos de euros y un equipo con los mejores, que lo que sale al final es un churro.

Esto aplicado al fútbol nos da el Real Madrid. Todos pelas y estrellas pero sin historia que contarnos.

Mambotaxi dijo...

Ya he dicho que a mi también me da muchísima pena, como se dice normalmente, "quería que me gustara". Pero es que no ha habido manera.

Aterriza como puedas iene momentos impagables, como el del piloto automático o la monja cantando mientras la niña enferma se muere porque le han desconectado el suero. Alta comedia, sin duda

otama dijo...

Buenas!!
La verdad es que yo también he puesto bastante ilusión en esta película...

No la he ido a ver aún, pero si es tan maña como todo el mundo dice, probablemente espere a que salga en el videoclub de la mula... no se si me explico... ehem ehem.

perruca dijo...

Veamos, lo cierto es que no sé muy bien por dónde empezar a comentar porqué la película a mí me gustó.
En primer lugar lo que más temía era la voz de Viggo Mortensen, que temía por su acento. Efectivamente parece que le han arrancado la tráquea, pero tiene su pase si argumentamos que Alatriste hablaba entre susurros pues en el Siglo de Oro y con la Inquisición de por medio nunca sabías quién te podía escuchar. Así, hablar bajo repercute en un mayor énfasis cuando se eleva la voz. Viggo lo hace en tres ocasiones en la película, con un efecto evidente.
La historia de Alatriste es la vida de un soldado que se convierte en mercenario y en el discurrir de los años se encuentra con todo tipo de personajes, cada uno con su tema. ¿Es una película poco interesante? Para nada, es una película costumbrista, que refleja un Siglo de Oro en primer lugar pletórico y más tarde en decadencia. Ese espíritu es el de los libros, reflejar el modo de hablar, detenerse en indumentarias, costumbres, asaltos a conventos, affairs con meninas…Todo lo que el libro ofrecía y se podía extrapolar al lenguaje cinematográfico se ha mostrado en la película. Lo que el personal al que le ha disgustado la película recrimina es que la vida del héroe quizás no sea tan interesante, que las tramas secundarias iban muy a la par de la principal quedando, en consecuencia, un tanto desdibujadas…No digo que no sea cierto, porque en ocasiones repercute en la interpretación de grandes actores.
Todo el reparto tiene una presencia brutal, es decir, están muy bien situados, pero salvo el protagonista y pretextos del film (Alatriste-Mortensen) ninguno se luce —o casi ninguno, porque ahí estaban J. Echanove, J. Cámara o, sorprendentemente, Ariadna Gil mucho más que convincentes.
El fallo se puede encontrar en haber condensado todos los libros en dos horas y media de metraje. ¿Fallo? Pero qué me están contando, las entregas del Capitán Alatriste consisten en eso, una aventurita como pretexto para dibujar la época, pero cada libro un cuadro, un momento —es decir, un par de añitos o una década en la vida de Alatriste— … De esta manera esperar algo más era simplemente desconocimiento de lo que se va a ver.
Moraleja: hay que tener más manga ancha o saber elegir mejor.
Besos para todos

Mambotaxi dijo...

Quizás las espectativas creadas fueron demasiadas, o por lo menos, equivocadas. Pero claro, dile tu al que ha puesto la pasta si le importa que al espectador le guste o no su visión del siglo de oro. Él quiere recuperar la inversión y listo.

Por otra parte perruca, coincido contigo en lo de la recreación del Siglo de Oro, la decadencia del Imperio y bla bla bla. Todo esto está muy bien, pero es que estaría muchísimo mejor si, además, fuera acompañado de una buena historia. Y en este caso NO la hay. Lo que realmente me importa de la historia no se me explica: ¿por qué ese afan de Angélica (Elena Anaya) por ser conservar a toda costa a Íñigo de Balboa (Unax Ugalde) y destruir a Alatriste? ¿Por qué no se me explica esa trama? ¿Qué me importa a mi esa historia de amor si NO la entiendo? ¿Y por qué Alatriste no ejecuta a los dos embajadores británicos? ¿Por pura intuición? Venga ya hombre. Eso es de guión barato, de querer salir del paso y no saber hacerlo.

Y otama, no seré yo el que le diga a nadie que no vaya al cine a ver una película. Mi opinión no es ni mejor ni peor que la de cualquiera. Ahora eso si: todo aquel que después de esto me venga con el se me quitan las ganas de volver a ir a ver una española, que no espere respuesta porque no la va a tener.

kurono dijo...

si es que con estos comentarios se me quitan las ganas de volver a ir a ver una española

XD